CLASIFICACIÓN DE LAS REACCIONES ALÉRGICAS A MEDICAMENTOS:

Según el tiempo transcurrido desde la última toma del medicamento a la aparición de la reacción alérgica, se pueden clasificar en reacciones inmediatas y no inmediatas.

Reacciones inmediatas: son las que ocurren en la primera hora tras la última toma del medicamento, son reacciones habitualmente IgE mediadas y son las más peligrosas. Es frecuente que este tipo de reacción
comience con picor palmar o plantar o en cuero cabelludo o genitales, luego el picor se extiende y se presenta una urticaria con habones por cualquier parte del cuerpo, a veces con hinchazón o edema de partes blandas como labios o párpados....Si la reacción es muy intensa se puede acompañar de desmayo o asfixia. La asfixia
o ahogo en el seno de una reacción alérgica puede ser por dos motivos, si va precedida de disfonía (ronquera) es que está teniendo un edema o hinchazón de la laringe, lo cual es muy peligroso y una autentica urgencia vital o puede ser por broncoespasmo en cuyo caso va acompañada de pitos en el pecho y tos seca
repetitiva...
Reacciones no inmediatas: Son las que ocurren después de la primera hora de la toma del medicamento, se dividen a su vez en aceleradas ( 1-48 horas ) y tardías (48 horas después de la toma del
medicamento) aunque esta división hoy en día no se tiene tan en cuenta. En general son reacciones mediadas por células T y consisten o pueden consistir en:

1. Urticaria (con habones similares a las picaduras de mosquito o más grandes, con picor.....).

2. Exantemas o toxicodermias (estas dos engloban a la mayoría de las reacciones no inmediatas), el exantema se parece mucho a un sarampión, cuando es de origen vírico (sarampión por ejemplo) suele picar poco o nada y cuando es de origen medicamentoso pica mucho.



DIAGNOSTICO DE ALERGIA A MEDICAMENTOS, COMO SE HACE:

En general, para medicamentos hay muy pocas pruebas disponibles que sean muy útiles así que la historia clínica (lo que usted cuenta que le pasó....) es lo más importante y es la que va a orientar sobre las pruebas a realizar, por eso es muy importante que el paciente explique bien sus síntomas y la temporalidad.

Pruebas cutáneas o en piel, se pueden hacer para algunos pocos medicamentos, para la mayoría de los medicamentos no hay pruebas cutáneas ni de sangre, debe de hacerlas un experto (alergólogo) en el tema y con unas concentraciones ya conocidas, se pueden hacer pruebas por PRICK, INTRADERMICAS y en algunos casos también EPICUTANEAS.

Pruebas en sangre:

-IgE específica en sangre, válida para muy pocos medicamentos (penicilinas y derivados por ejemplo), son pruebas con una sensibilidad limitada, es decir esta prueba es capaz de captar a una parte de los que tienen alergia, no a todos, así que si la prueba es positiva quiere decir que usted tiene alergia y si es negativa, no excluye la alergia y hay que pasar a realizar test de provocación controlada.

-TTL o test de transformación linfoblástica, es una prueba complicada y pocos laboratorios la harán correctamente, además tiene muchos falsos positivos ....se usa sólo en investigación y no tiene valor como
prueba habitual.

-Epicutaneas o parches o test de contacto, en algunas reacciones tardías son útiles, con una sensibilidad limitada.

Test de provocación controlada con medicamento: Es la prueba principal para medicamentos, consiste en la administración poco a poco del medicamento, empezando por una pequeña cantidad y aumentándola
lentamente , hasta llegar a la dosis habitual....se ha de hacer controlando al paciente y por un alergólogo. Es una prueba que puede ser peligrosa y por tanto se ha de hacer con cuidado y por un alergólogo con experiencia en el tema. Habitualmente se emplean una o varias medias jornadas en hacer una provocación